Educación menstrual

Educación menstrual
Hablar de educación menstrual ha sido un tabú para muchas personas a lo largo de su vida, provocando que la desinformación e ignorancia se mantenga en altos niveles. Además, esto orilla a que sea preferible no saber sobre un tema que aprender sobre el mismo y entender los contextos que vivimos.
Aprender sobre la menstruación abarca llevar a cabo las prácticas de higiene y dedicación desde la naturalidad, tomando en cuenta las necesidades y capacidades de cada cuerpo y, por supuesto, el entendimiento de que cada cuerpo es diferente y reacciona de distintas maneras a los demás. Por otra parte, desprende todos los prejuicios y “reglas” establecidas por la sociedad sobre el cuerpo y el rol que cada quién desarrolla para darle prioridad a la salud y al entendimiento del ciclo menstrual.
La menstruación se ha mostrado como un tema que debe guardarse en secreto, entre mujeres y que, incluso, se ha asociado con la impureza. Por lo mismo, se han creado falsas creencias que dan como resultado una infinidad de mitos que influyen en la vida diaria y el bienestar mental y físico de muchas mujeres, niñas, hombres transgénero y personas binarias que menstrúan.

En algunos casos, este tema cobra importancia solamente por la fertilidad de la mujer y la prevención de embarazos no deseados, sin tomar en cuenta todos los aspectos biológicos y hormonales que están detrás que afectan directamente en la rutina diaria. 

Este tema se relaciona con la dignidad humana según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), ya que cuando las personas no pueden acceder a instalaciones de baño y medios seguros y eficaces de manejo de higiene menstrual, no puede llevarse este proceso natural dignamente. Es bajo esta misma lógica que, a partir del 01 de Enero del 2022, los productos de gestión menstrual dejaron de contar con el IVA incluido en su precio comercial.

La importancia de conocer anomalías en el sangrado menstrual

El color de la menstruación importa. La sangre que se desecha en el ciclo puede tener distintas tonalidades a lo largo del periodo; sin embargo, pueden presentarse colores que indiquen anomalías y, aunque no necesariamente éstas sean fatalistas, es necesario observar y comparar con otros colores.

La copa menstrual ayuda a que la barrera de hacer de lado nuestra menstruación y continuar con la idea de tener que esconderla o rechazarla se rompa porque, al utilizarla, el contacto con la sangre es necesario. Al momento de colocarla, retirarla y lavarla el contacto es inevitable y, esto, ayuda a que la observación y análisis de la menstruación sea mucho más sencillo, el monitoreo se vuelve una práctica cotidiana y es posible mantener una relación sana con el ciclo menstrual.

La historia antes de las copas menstruales.

La historia antes de las copas menstruales.

Higiene menstrual

Higiene menstrual

Compuestos Químicos del Amor

Compuestos Químicos del Amor